¡Deconstructivismo 2!

¡Deconstructivismo 2!

¿Ingenuidad, desconocimiento o Ignorancia…?   ¿Qué hacer?

¿Qué hacer?… A veces nuestra vida está tan sumergida en la mediocridad, el egoísmo y la comodidad (mentes huecas, vanidad, egos, sociedad de consumo y esclavos de la carne), que sólo un terremoto podría despertarnos y cambiarnos (por ejemplo pandemia y aun así no tomamos conciencia y menos asumimos responsabilidad social); si estudiamos los diferentes procesos graduales en los últimos 40 años, tiempo que lleva más o menos esta política del deconstructivismo, encontraremos muchas falacias (alteración de la realidad con argumentos falsos) y para contrarrestar todo esto ¡debemos prepararnos, estudiar!, salir del desconocimiento (ignorancia) y bien se nos enseña “Mi pueblo pereció por falta de conocimiento”. Todo esto nos está sucediendo y se parece a la analogía en la preparación de “Ancas de Rana” (paso a paso y gradual), las ranas vivas se sumergen en agua fría y se colocan a fuego lento, en forma tal que se cocinan sin darse cuenta, tal cual.

Somos seres integrales, más que un Cuerpo (carne), también tenemos Alma (sentimientos, emociones entre otros) y un Espíritu por medio del cual se establece la relación con Dios, todo en crisis por una sociedad de antivalores; ante todo debemos recuperar, restaurarla autoridad que un día tuvimos y que nos fue delegada, entre otras por los tres pilares en que está fundamentada la democracia: La familia (vida), la iglesia (fe) y el estado (gobierno), porque las tres perdieron autoridad como consecuencia de la corrupción en su conducta y comportamientos.

La familia en crisis, familias disfuncionales y monoparentales con grandes consecuencias, entre otras por la violencia intrafamiliar 62% y por encima de los actores del conflicto, de cada 100 matrimonios 67 se separan en el primer año, de cada 100 partos 62 son no deseados (sin contar los abortos), de cada 100 niños menores de edad, 32 han intentado suicidarse (sin contar los suicidios), conllevando a familias inseguras, con dificultades de adaptación y difícil relación de parejas, y hoy día como consecuencia de la pandemia, el encierro obligado, el crecimiento de violencia en más de un175% en sus diferentes manifestaciones (física, psicología y económica), en la no convivencia, falta de tolerancia y comprensión, entre otras estadísticas que conllevan a una sociedad en crisis.

La iglesia (llámese religión, diferentes doctrinas y dogmas de fe) golpeada y maltratada por mal ejemplo y mercaderes de la fe, que puede tener todos los programas y actividades del mundo, pero si las personas no cambian, es solo un show dominguero, a pesar de grandes esfuerzos de líderes más allá de diezmos e intereses creados, también en muchos casos llenos de religiosidad, legalismo y fanatismo,que se quedaron en centros para orar, olvidando la enseñanza “Entra en tus aposentos, cierra la puerta y ora en privado, que Dios….”, nos olvidamos del amor al prójimo como así mismo, por no decir el segundo gran mandamiento,entre otras los siervos perdimos el don de discernimiento y nos  adentramos en la repetición de la repetidora, olvidando la acción -ora/acción-, Jesús es verbo, no sustantivo.

Y no se diga del mal ejemplo de diversos dirigentes y gobernantes (muchos condenados) por la corrupción e intereses creados, falta de compromiso de responsabilidad social y polarización de una sociedad, perdida de liderazgo, generando violencia verbal entre otras y perdida de sensibilidad social… violencia política; además de adentrarnos en policías públicas sin horizonte, más que el de intereses creados como el nuevo orden mundial y la estrategia del deconstructivismo, donde hay gran desconocimiento, por no decir total de las bases.

El deconstructivismo es parte de la estrategia del globalismo, por ende del nuevo orden mundial (paso a paso y gradual), entre otras por un genocidio planificado y asertivo sobre la faz de la tierra y  la descomposición de la vida y la familia (pandemias, suicidios, educación sexual integral -ESI-, libertad de los niños para escoger a temprana edad su sexualidad sin un vínculo psicoemocional afectivo  y de ello los traumas como consecuencia, entre ellos la dificultad de una pareja estable como adulto, teoría del ano, la no procreación y aborto entre otros; procesos de adoctrinamiento por profesionales ideologizados y preparados para este fin, de esto en Chile 2016 libro de la sexualidad de las 100 preguntas como pretexto de educación sexual, así mismo Canadá y Colombia entre otros; además introducción de elementos de pedofilia y transgresión sexual a los jóvenes como desviación sexual; como también el impacto de la Fundación Soros en el reseteo económico mundial (recientemente vetado y a salir de Austria), en 2018 se creó la alianza de los países Brics, de igual manera la tecnología block change (cripto monedas por el sistema bancario colapsado), la agenda 2030 de la ONU entre otras para el desarrollo sostenible, en la tensa carrera hegemónica que busca entre otras acabar con la presencia del dólar (guerra sin armas entre China y USA), en la fuerte situación geopolítica de la que no muchos somos conscientes.

De vez en cuando debemos apartarnos del ruido y del vértigo del mundo social y crear en nuestros corazones la quietud del desierto, donde, en el silencio, podamos oír la suave voz del Creador, diciéndonos que somos amados, que somos escuchados, que somos abrazados por sus eternos brazos y que no estamos solos.

Ante esta realidad, debemos preguntarnos…¿Qué responsabilidad tenemos y de ello con nuestros hijos, nietos y futuras generaciones?

¿Quieres tener la versión de impresión?

Descargala AQUÍ

Recuerda visitar mi canal de YOUTUBE

También me puedes encontrar en  FACEBOOK y en Instagram INSTAGRAM

Para leer más artículos haz click AQUÍ

Puedes leer mi biografía haciendo click AQUÍ y si quieres contactarme hazlo a través de este LINK

Language